¿Crees que tu rutina de ejercicios no te está dando buenos resultados? Algo estás haciendo mal y averiguaremos qué es.

Numerosas cosas afectarán en la forma en que progreses en tu proceso de preparación física. Aunque ser constante es la clave de una buena rutina de ejercicios, puedes estar cometiendo algunos errores que retrasen tu progreso

Mentir sobre lo que comes.

La nutrición es una parte crucial para una buena preparación física. Por lo tanto, mentir sobre lo que comes no te va a ayudar de ninguna manera. Especialmente debes evitar mentirte a ti mismo sobre tus hábitos alimenticios. Si estás siguiendo tus hábitos alimenticios, debes asegurarte de ser honesto y controlar todo. De lo contrario, tus expectativas no estarán justificadas.

No estás calentando apropiadamente.

Los calentamientos no sólo previenen posibles lesiones, sino que también permiten ejercitar los músculos adecuadamente y lograr el rango completo de movimiento. Si te tomas el tiempo de calentar antes de hacer ejercicio, te será más fácil dirigirte a tus músculos.

La recuperación es importante.

Deberías tomarte un tiempo para estirar o cuando termines de entrenar. Esto ayudará a que los músculos se enfríen y a prevenir lesiones. También puedes recibir masajes regularmente para prevenir el dolor de tus músculos.

No tienes un plan.

Planificar los ejercicios con antelación es vital, ya que te ayudará a mantenerte enfocado  en el camino. Tener un plan establecido es también una gran manera de fijarse metas. Además, cuando planificas con antelación, puedes asegurarte de que estás ejercitando uniformemente todas las partes de tu cuerpo, lo cual puede ser más difícil de lograr si se ejercita sin un plan establecido.

No te tomas días para descansar

Si acabas de tomar la decisión de empezar a hacer actividad física, puede que estés demasiado emocionado en seguir progresando, así que decides saltarte los días de descanso. Sin embargo, esto sólo retrasa tu progreso. Te quemarás rápidamente, y esto causará más daño que bien, los músculos necesitan tiempo para recuperarse del entrenamiento, por eso los días de descanso son tan importantes.

Recompensarse con comida para hacer ejercicio

Tu motivación cuando haces ejercicio no debería ser comida. En lugar de encontrar la motivación en la comida, intenta encontrar algo que te guste del ejercicio. Puede tomar algo de tiempo aceptar y comenzar a amar el ejercicio tal como es, pero debes ser consistente y confiar en el proceso.

About Author /

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search